Marcel Belline fue un célebre vidente francés de la segunda mitad del siglo XX, que tuvo sus años de mayor gloria en los decenios de 1950 y 1960. Su nombre ha quedado asociado a tres barajas adivinatorias: L¨Horoscope Belline, Grand Tarot Belline y el Oracle Belline, sin embargo, sólo el primero de estos tres es original suyo, pues los otros los realizó un adivinador francés llamado Edmond Billaudot (1829 - 1891), quien siempre anunciaba sus servicios utilizando únicamente su primer nombre. Edmond había sido proclamado "el sucesor de Mille Lenormand" en 1854 por una autora francesa, Eugénie Bonnejoy Pérignon, una profesional del ocultismo, pero no de la adivinación.
En una obra dedicada a la célebre cartomántica, Bennejoy aseguraba que ésta se le había aparecido mientras visitaba su tumba para afirmar que Edmond era su sucesor.




Edmond escribió varias obras sobre cartomancia, algunas de ellas dedicadas a la interpretación con el Tarot. En sus primeras obras se muestra como un ferviente seguidor de Etteilla, pero tras la aparición de "El hombre rojo de las Tullerías" (1863) de Paul Christian (Jean- Baptiste Pitois), se convirtió en un fiel seguidor de éste, como prueba el simbolismo de su Tarot y sus obras posteriores a ese año. Sin embargo, a pesar de todos sus trabajos y logros, la fama y la celebridad son efímeras; por ello, cuando Belline entró en posesión de las barajas originales de Edmond y las llevó a un fabricante de naipes (Grimaud) para su producción en serie y comercialización, éste prefirió usar el nombre Belline, más conocido en aquella época, que el de Edmond. Los originales fueron entregados al Museo de Artes y Tradiciones de París, donde se conservan.




Las barajas del Oracle Belline constan de una carta azul, "especialmente benéfica" y que puede ser utilizada para sustituir a alguna de las otras, y 52 cartas simbólicas, sin indicación de correspondencia con los naipes usuales destinados al juego. Sus dibujos son muy rudimentarios y no hay testimonio alguno que pruebe que Edmond tuviera la intención de que fueran editados, a pesar de que era un autor conocido y vidente/cartomántico de fama notoria, por lo que cabe suponer que le servían únicamente para sus consultas.




Las tres primeras cartas: "La destinée", "L´étoile de l´homme" y "L´étoile de la femme", tienen una significación especial y, por lo general, dominan el juego; respectivamente representan el destino, el consultante y la consultante. Las otras 49 cartas están divididas en siete series, cada una de ellas asociada a uno de los siete "planetas" clásicos (es decir, el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno), cuyos símbolos aparecen representados en la esquina superior derecha de las cartas, dentro de una especie de blasón.




Fuente: extractos del libro:  "Historia de la Adivinación" (Ed. Orbis). y colecciones particulares.

Como bonus del post, dejo un link para descargar versión electrónica del "Oracle Belline", 
del autor: Dominatrix,
publicado por: Inmoral Arcana (2004)



0 ► COMENTARIOS ♠:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal