Por Andrea Serio & Giordano Berti
Cubierta de 78 Cartas
Publicado por: Lo Scarabeo ( 2001)


Cubierta inspirada y basada en la vida y obra del poeta medieval italiano.
Este Tarot es una fiel representación visual de las obras de Dante en las que se basa. Evidentemente, es el producto de un artista y autor que han leído y releído "El Convivio" y La Divina Comedia" del poeta y filósofo florentino .

Las imágenes de esta particular cubierta, traen una nueva luz o interpretación a las cartas de Tarot, provocando una reacción en cadena hacia la meditación y la reflexión.
Se establece un paralelo entre el viaje del Loco y la Divina Comedia, un viaje místico del alma en busca de la iluminación, transformación y redención. La gran búsqueda y el anhelo de lo divino.

Lo Scarabeo optó, para su diseño, por un artista con un planteamiento mucho más contemporáneo para representar a Dante y su obra, reforzando de este modo el mensaje de lo atemporal de la obra de Dante que puede apreciarse, tanto en lo artístico como en la interpretación del mensaje, en nuestra época como desde hace 700 años. El arte es más atractivo y accesible, incitando al espectador a conocer más acerca de los significados que se esconden tras estas exóticas imágenes surrealistas de particular movimiento y vivos colores.

En lo particular, al principio estas cartas no me resultaban atractivas, si bien la temática que planteaban era interesante. Luego, al comenzar a mirar su arte con detenimiento, me encontré con que transmitían mucho más de lo que se veía a simple vista. Pude reconocer en ellas la belleza de sus trazos y cuanto transmitían a través del juego de luces y sombras y las escenas planteadas en su diseño. Por eso pienso que es una cubierta que te va atrapando a medida que la exploras y contemplas.
Pude reconocer en ellas lo bello y cuanto tienen para contar sobre este viaje.

Arcanos Mayores

Los Arcanos Mayores resumen los conceptos filosóficos, éticos, y espirituales tal y como fueron expresados por el poeta en “El Convivio”.
El conocimiento que los autores tienen sobre la obra de Dante, sumado a toda la investigación para el diseño de este Tarot, da como resultado una articulación visual a través de estos Arcanos mayores, que hace más fácil de comprender las ideas de Dante plasmadas en su obra.
En la Obra de Dante predomina una interesante mezcla de temas de carácter cristianos y filosóficos en combinación con interesantes conceptos metafísicos, que el artista de estas cartas plasma con asombroso detalle.

Correspondencias con los Arcanos mayores de las cubiertas tradicionales:

0- “Necesidad” (El Loco)
1- “Intelecto” (El Mago)
2- “Filosofía” ( La Sacerdotisa)
3- “Sabiduría o Sapienza” (La Emperatriz)
4- “Gobierno” (El Emperador)
5- “Esperanza” (Hierofante)
6- “Amor” (Los Enamorados)
7- “Dirección” (La Carroza)
8- “Justicia” (La Justicia)
9- “Prudencia” (El Ermitaño)
10- “Suerte” (La Rueda de la Fortuna)
11- “Fortaleza” (La Fuerza)
12- “Caridad” (El Colgado)
13- “Muerte” (La Muerte)
14- “Templanza” (La Templanza)
15- “Potestad” (El Diablo)
16- “Virtud” (La Torre)
17- “Tronos” (La Estrella)
18- “Ángeles” (La Luna)
19- “Dominaciones” (El Sol)
20- "Arcángeles” (El Juicio)
21- “Principados” (El Mundo)

Algunos ejemplos:


El Loco representa al propio Dante.
Él es el peregrino, el héroe de este viaje.
A través de sus experiencias y recurriendo a ellas, podemos alcanzar la sabiduría y la iluminación para proceder en el transcurso de nuestros propios caminos.
Aquí lo vemos transportando sus escritos, sus “hojas de ruta” que nos indicarán sobre cómo navegar por los caminos.




El Mago es una representación humana del puro intelecto.
El gran pensador.
Vestido de impecable blanco, que podría representar cualquiera de los filósofos y científicos a los cuales Dante apreciaba… Cicerón, Platón, Aristóteles, Sócrates.


La Alta Sacerdotisa representa la filosofía - la intuitiva expansión de las ideas germinadas por el intelecto del Mago.
En la representación del Mago, los libros están alineados con rigidez y precisión en los lugares apropiados en la biblioteca, en cambio, en la carta de la Alta Sacerdotisa, los porta con ella.
Ella aporta, a lo forjado por el Mago, una suave, más sutil y difusa interpretación y experiencia.
Observando la disposición de luz en la carta, nos transmite suavidad y un aura de introspección tan característicos de este Arcano.



La Emperatriz, es una representación del matrimonio de las energías manifestadas por el Mago y la Alta Sacerdotisa.
Los autores se inspiraron para esta carta en la idea de Dante de que la verdadera sabiduría sólo puede alcanzarse por la hábil mezcla del puro intelecto y la filosofía.

El Emperador y el Papa también encuentran su correspondencia en los escritos de “El Convivio”. Dante cree muy firmemente en la separación de iglesia y estado. A su juicio, se requiere de un fuerte y firme liderazgo para no traspasar la autoridad el uno del otro. Para Dante, estas posiciones son mucho más que las ocupaciones de dos dirigentes. Son importantes y necesarios los símbolos de poder del orden y la estructura, cada comandante sería, en última instancia, el poder y el control dentro de su propio ámbito de competencia. Creía firmemente en la necesidad de un Emperador, para todos los asuntos civiles, y un Papa, como representación simbólica del poder de la Iglesia.


El Colgado es sustituido por “la Caridad”, representada por una mujer dando el pecho a un bebé al mismo tiempo que da “pan” a unos niños. Demuestra una dimensión más suave del sacrificio que el tradicional “hombre colgado”.



En la carta de La Muerte: el alma parte y se embarca en su viaje final a través de las traicioneras aguas de Acheron. Un ángel sopla suavemente las velas y la pequeña embarcación se desplazan hacia adelante.
En las profundidades, vemos que el mismo Diablo, envuelve la totalidad del barco, amenazando con apoderarse de él, sin embargo, el ocupante mantiene su rostro decididamente hacia la figura de Cristo (la cabeza coronada de espinas).
Esta escena nos deja como mensaje: Que mirando y girando hacia la luz, podemos atravesar las traicioneras aguas de la muerte y llegar con seguridad a nuestro destino.

En la Carta del Diablo (Potestad), Andrea Serio, retrata un Diablo que no es ni más ni menos que el propio Dante encadenado a su trono de hierro gris.

Son notables las dramáticas consecuencias de su postura: en cuclillas, las rodillas y los codos juntos, su rostro cubierto con una mano. Se puede sentir prácticamente la emoción que emana de esta carta. No se trata de la representación del poderoso y típico diablo seguro de sí mismo y dominante acostumbrados a ver.
Pero este diablo denota más una alegoría al sufrimiento que a una simple postura de servidumbre o confinamiento. Nos habla de un dolor generado por él mismo. Este gran dolor sólo puede ser experimentado por un ser que sabe exactamente lo que tenía y lo que ha perdido.
El infierno es algo que él creó, él fue su primer recluso. Su caída se debió a su propia soberbia, la codicia primitiva. La codicia por fama, el culto y el reconocimiento, pero sobre todo, fue codiciosos por el poder. Fue ávido de poder para gobernar entre los anfitriones del cielo.
Su servidumbre es mucho mayor porque él no tiene esperanza de redención. En la cubierta Waite- Smith, nos recuerda a las víctimas encadenadas. Podemos ver que podía eliminar fácilmente sus propias cadenas si quisieran. Y ahí reside la diferencia importante. Ellos, las víctimas del Diablo, tienen Esperanza, la esperanza de redención.
El Diablo no tiene ninguna esperanza en absoluto, el único alivio que recibe de su intensa miseria es mediante el intercambio con otros seres, Al no poder generar necesita adueñarse la los otros para ser. La falta de esperanza es la gran prisión y definitiva perdición.
Como se puede leer en las puertas del infierno de Dante en “El Infierno”:
“Perded toda esperanza los que entráis”
Por último, y más importante de todos, este Diablo representado por Andrea Serio, "siente". Siente dolor, agonía y la angustia, y lo más conmovedor de todo, siente remordimiento y añora lo perdido. Quiere regresar a casa, pero no puede.
Este Diablo consiguió lo que deseaba: autoridad y poder, pero su precio fue muy alto, encontrarse en un lugar oscuro, solitario y frío. Un poder vacío y con un hambre que no puede saciar, por más almas de las cuales él se alimente.

Arcanos Menores

Los arcanos menores describen la vida del poeta y narran todas las paradas durante su viaje sobrenatural a través del infierno, el purgatorio, y el paraíso, incluyendo la contemplación de la Luz Eterna.

Los Ladrillos (Bastos) representan la vida de Dante y acontecimientos concernientes a ella: las personas influyentes en su vida, la ciudad de Florencia, sus estudios. Son la estructura, los cimientos que sentaron las bases para su gran Obra.

Los tres palos restantes representan a las secciones de la Divina Comedia:


Las Llamas
(Espadas) al Infierno, de allí su aspecto sombrío.


Las Nubes
(Oros) al viaje a través del purgatorio.


Las Luces
(Copas) la más mística de los palos, retratan el viaje de Dante junto a Beatrice como guía, ascendiendo a través de los círculos del Cielo.


Algunos ejemplos:

El As de Ladrillos nos muestra a Dante con un libro abierto (La Divina Comedia) representando el inicio de todo el recorrido a través de los 56 Arcanos Menores. El Árbol de la Vida brota de las profundidades del libro, símbolo de vida eterna y de la inmortalidad del alma. Se trata de un augurio maravilloso de lo que está por venir, símbolo de inspiración en el curso del gran viaje de Dante.



Como era de esperar de un palo que representa un viaje a través del Infierno, el Rey de Llamas no es otro que el propio Diablo.


En el As de Nubes, vemos el gran barco de almas. La luz interior del barco ilumina desde dentro a los viajeros. Hay cierta sombra, pero no es la sombra de la tristeza o el mal, sino que es la sombra protectora del piloto del barco, el Gran Ángel (Dante quien con tanta elocuencia llama "Gran Pájaro de Dios") que guía al barco, extendiendo sus alas como velas, a lo largo de las aguas de Acheron.


La Reina de las Nubes es representada por Beatrice. Para Dante, su viaje personal por el Purgatorio culmina en la parte superior del monte. Allí, finalmente se reúne con su ideal: la bella, pura y espiritual Beatrice.


La Reina de las Luces, es María, madre de Cristo, la Reina del Cielo, elegida por Dios (el Rey de Luces, la Eterna Luz), para dar la bienvenida a todas las almas.
Sentada en su trono celestial, lleva su corazón abierto y rodeado de espinas, cómo símbolo de la experiencia del amor a su hijo, el dolor y el sufrimiento, extendido a todos “los hijos del mundo”.
Contenido dentro de su manto vemos la inmensidad del universo. Es un símbolo de perfecto y puro amor. Un amor desinteresado y triunfante sobre cualquier obstáculo, dolor o miedo, que sostiene nuestro universo y lo mantiene en su lugar. Este amor perfecto es el último umbral, la clave. Es la puerta por la que todos los seres que buscan pasar a la luz con el fin de recuperar, en última instancia, la unión con el universo.

Tanto los ases como las figuras de la corte están absolutamente ordenadas y fieles a la poesía de Dante, es por ello que sería interesante para descubrir más sobre esta cubierta, leer la obra de Dante al contemplar las cartas. Una experiencia enriquecedora tanto para la comprensión de la obra como para la interpretación de lo plasmado en las imágenes, ya que los significados de estas cartas no tienen mucho de similar a los de las cubiertas tradicionales sino que su diseño es único a los fines de dar cabida a los personajes y acontecimientos plasmados en La Divina Comedia.


Escrito por Alchemy
Fuentes de artículo:
Sitio Web Giordano Berti
El Tarot de Dante - Un examen por Paula Gibby



4 ► COMENTARIOS ♠:

Carambas, había visto este tarot en mis búsquedas por la red y, a parte de encontrar ciertamente interesante su aspecto artístico, no había imaginado la recreación tan interesante (o quizá debería decir personalización) de los conceptos desarrollados en sus cartas.

Me gustan los tarots en los que alguien ha conseguido desarrollar (con lucidez) una línea nueva o "matizada" de pensamiento, y este desde luego ofrece un enfoque interesante, ni que solo sea para el estudio.

Gracias por la explicación :-)

20 de noviembre de 2008, 12:38  

Ciertamente JordiTR, encierra mucho más de lo que se ve a simple vista en la cubierta.
A mi me pasó, como ya relaté en la entrada, que al principio no me llamaba mucho la atención (digamos que no fue amor a primera vista) sino que al comenzar a indagar sobre las cartas y contemplar la obra de arte, fue como abrir puertas a otra dimensión.
Gracias a vos por dejar tu huella.
Saludos:
Alchemy

22 de noviembre de 2008, 15:47  

Ya lo adquirí :-)

Este fin de semana había feria sobre magia en Barcelona y no me pude resistir. Bueno, no me pude resistir a este, y a la belleza del tarot dorado de Boticelli...

Ahora me tendré que leer "La Divina Comedia" :-)

30 de noviembre de 2008, 16:01  

JordiTR, me alegro por vos, y espero que puedas disfrutar a pleno de estas dos bellas cubiertas que ahora te acompañan en el Camino.
Leer la divina comedia y cotejar las imágenes de las cartas, será, sin dudas, una experiencia y un verdadero viaje. Seguramente con la ayuda de estas cartas, leer este clásico será mucho más "descifrable" ya que las imágenes son muy gráficas.
Un abrazo y que sea provechosa tu adquisición.
Saludos!
Alchemy

Gracias por compartir tu experiencia ;-)

30 de noviembre de 2008, 23:57  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal