"FAIRY TAROT"


Los Duendes son criaturas mágicas y traviesas que viven en los bosques dotados, de alas y de una excepcional agilidad; estos pequeños espíritus animan la vida de todas las criaturas del bosque con sus bromas y su innata euforia.
De hecho, al contrario que sus primos, los Gnomos, los Duendes no están hechos para el trabajo ni tampoco para la seriedad.
Sus principales características son la curiosidad y la alegría, y su mayor diversión consiste en deambular libres, bromeando con los animales y con sus tranquilos primos.
Debido a sus peculiares capacidades, raramente las víctimas de los Duendes consiguen capturar y castigar a las traviesas criaturas.

A pesar de su naturaleza indisciplinada, los Duendes tienen un Emperador que, con la ayuda de su consorte, pasa todo su tiempo intentando ser obedecido por sus caóticos súbditos.
Criaturas impacientes y poco predispuestas al estudio, los Duendes nunca han conseguido crear un sistema de leyes ni tampoco un gobierno estable que pudiera ser respetado.
Fue por ello que el gran Mago del Reino Encantado - éste es el nombre con el cual los Duendes denominan al bosque - fue a ver a la pareja imperial con una propuesta. Él había conocido a Sichen, el más grande de los brujos del pueblo de los Duendes, que le había hablado de las mágicas cartas del Tarot, creadas por él como eterno recuerdo de sus fantásticas experiencias y que utilizaba para sondear los misterios del futuro.

Estas 78 cartas describen, a través de simpáticas imágenes, los diferentes aspectos de la vida de los Duendes, prodigando consejos e indicando modos correctos y apropiados de actuar.


La propuesta del Mago era crear un sistema parecido también para los Duendes: la curiosidad natural y el amor hacia las cosas bellas conduciría hechizadamente al pueblo a memorizar las imágenes, a preguntarse sobre su significado y por lo tanto a aprender por fin unas normas.
Los reinantes dieron su aprobación con entusiasmo y el Mago se puso enseguida manos a la obra, reuniendo a los mejores artistas del Reino Hechizado.


La obra requirió muchos años, pero al final el resultado fue mucho más allá de las mejores expectativas: además de representar todas las figuras más importantes de la tradición de los Duendes, el Mago consiguió infundir a las cartas el poder de reunirse en mágicas combinaciones que daban a quien buscaba ayuda, para ciertas circunstancias, consejos y advertencias.

Las cartas, en efecto, al ser interrogadas, se disponían de manera que las imágenes construyeran un discurso y aconsejaban, con sus significados, a quien las interpelaba.

Cada Duende en el Reino fue invitado a la gran fiesta con la cual se inauguraba el Templo del Tarot, donde cualquiera podía acudir para pedir un oráculo.


Las previsiones del Mago se revelaron correctas: todo el pueblo memorizó rápidamente las imágenes de las cartas, inspiradas por la tradición y por sus particulares costumbres, cimentando al fin la sociedad de los Duendes y dándole unidad. Pero no sólo ésto, sino que además ahora el pueblo de los Duendes tenía un nuevo tesoro y una nueva costumbre: el recurso al Tarot.

El método adivinatorio

Cuando un Duende quiere interrogar al Tarot, tiene que saber que va a realizar un acto mágico.
Aún con la dificultad que supone, para criaturas que vagan despreocupadas como los Duendes, el tomar cualquier cosa con seriedad, ellos saben que no se puede bromear cuando se interpela al Tarot.
Hace falta, por lo tanto, no tomar a la ligera la preparación necesaria para una lectura.
Quien quiera leer e interpretar el Tarot debe aprender bien las descripciones de los Arcanos (mayores y menores), teniendo en cuenta que cada carta tiene múltiples significados y que por lo tanto hace falta ser muy sensible para ofrecer un correcta lectura.
Es importante tener en cuenta la posición de las cartas del Tarot una respecto a la otra, si están boca arriba o boca abajo, si salen antes o después; todos estos elementos concurren para dar una interpretación correcta de las cartas.
Está además la cuestión de las diversas claves de lectura.
El gran Mago había estudiado durante mucho tiempo las mágicas cartas de los Duendes, y había visto que existían diferentes combinaciones en que podían ser distribuidas las cartas con el fin de obtener oráculos sobre el pasado, sobre el presente y sobre el futuro.

Estas combinaciones eran denominadas: “la clave de lectura”, y se diversificaban según la pregunta que solicitaba el consultante.


El Pentáculo

Esta clave de lectura es usada por muchos Duendes para conocer bien cada aspecto de su mundo interior.
A pesar de ser una de las claves de lectura más simples, es muy sugestiva y es un buen ejercicio para aprender a conocer e interpretar las cartas y sus significados.

El Consultante debe empezar mezclando muy bien la baraja de cartas, de manera que infunda a las cartas su propia energía. Cuando se está seguro de haber mezclado la baraja, se apoya sobre la mesa y se corta; el Consultante cogerá la mitad inferior y dispondrá cinco cartas en forma de estrella (ver el esquema).

La primera carta representa la situación interna actual del Consultante; la segunda representa la dirección hacia la que se dirige su vida; la tercera representa los obstáculos que se presentan; la cuarta carta aconseja la forma de superar estos obstáculos. La última carta indica cuál debe ser el fin a conseguir en la propia vida.


Los Arcanos Mayores

0 - El Duendecillo: el típico Duende es extravagante y despreocupado, hace a menudo bromas o acciones incomprensibles y está completamente alejado de las preocupaciones materiales.
I - El Mago: el gran Brujo representa el espíritu de iniciativa, la habilidad, la astucia y las artes diplomáticas; siempre ha rechazado toda sugestión y prejuicio en cada asunto al que se ha dedicado.

II - La Sacerdotisa: la gran sacerdotisa es una figura excéntrica en el pueblo de los Duendes; dedicada al estudio y a las ciencias ocultas, es tranquila y sabia; su juicio es temido porque su severidad se vive mal entre los despreocupados Duendes.

III - La Emperatriz: la consorte del gobernante de los Duendes representa la vitalidad de su pueblo; está siempre preparada para la acción, para ayudar al prójimo y para ser comprensiva; la influencia benéfica de su inteligencia es buscada por muchos.
IV - El Emperador: el gobernante del Reino Encantado quiere dar un mayor orden a su pueblo indisciplinado, inculcándole el sentido de la legalidad, de la estabilidad y de la integridad. Debido a la naturaleza de los Duendes, sus resultados no siempre son satisfactorios, pero el hecho de que siga intentándolo demuestra su voluntad indestructible.
V - El Papa: el sumo Sacerdote es el más viejo Duende viviente; después de muchos siglos, incluso el ser más perezoso y frívolo adquiere una gran sabiduría y se vuelve paciente y modesto. Muchos Duendes buscan su guía espiritual, ya que su piedad da alivio a las más diversas penas.

VI - El Enamorado: en casos excepcionales los Duendes deciden ligar sus vidas. Debido a la naturaleza inquieta de estas criaturas, estos eventos son vividos como pruebas muy difíciles, un verdadero examen de los sentimientos que los individuos sienten el uno por el otro. A menudo, un evento de esta naturaleza requiere la necesidad de una elección.
VII - El Carro: es tradicional que, después de una contienda entre dos Duendes, el ganador dé a conocer el éxito de la lucha a todo el pueblo a través de un vuelo en el Carro del Triunfo para simbolizar el éxito logrado.
VIII - La Driádea: la Dríade es un Duende que vive en las proximidades de una enorme encina. Su tarea es escuchar los problemas de su pueblo y dirimir, con justicia y equidad, sus controversias.

IX - El Ermitaño: hay un Duende en el Reino Encantado que rehuye la compañía de sus semejantes; su reserva y su deseo de soledad lo convierten en una figura extraña para el pueblo encantado. El Ermitaño es una persona austera pero también sabia y prudente, dispensadora de buenos consejos.

X - La Oreada: la Oreade es el Espíritu de la Fortuna para el pueblo de los Duendes; viaja a menudo por el Reino Encantado sobre su Rueda y quien la encuentra debe esperar ocasiones propicias, éxitos y ventajas nacidos por el azar.

XI - La Fuerza: en la zona más tupida del bosque se puede encontrar el Espíritu de la Fuerza, un Duende que ha renunciado a volar y a las extravagancias para aumentar su fuerza, su coraje y su energía. Él está en constante ejercicio, pero cualquiera puede pedirle ayuda para buenas causas.

XII - El Colgado: es costumbre en el Reino Encantado que a los Duendes culpables de graves crímenes se les ensucien las alas y se les cuelgue cabeza abajo, de manera que tengan tiempo de reflexionar sobre su acciones y de expiar sus propias culpas.

XIII - La Muerte: el Espíritu de la Muerte marca siempre el fin de algo y representa el hado ineludible. Si un Duende entrevé este espíritu en el bosque, es signo de que algo está a punto de cambiar radicalmente.
XIV - La Sílfide: éste es el espíritu de la Curación, dispensador de aromas, serenidad y distracción; sus características son la moderación y la capacidad de adaptación, virtudes raras entre los Duendes y por lo tanto muy apreciadas.

XV - El Troll: este horrendo monstruo vive cerca de áridas rocas y es temido por los Duendes porque, con imágenes y halagos, intenta siempre capturarlos y transformarlos en criaturas crueles y perversas a su servicio. El poder del Troll es grande porque posee un fuerte magnetismo que hipnotiza y fascina a los Duendes.

XVI - La Torre: se cuenta que hace siglos uno de los primeros emperadores de los Duendes desafió las leyes del Reino Encantado construyéndose un palacio real de piedra y proclamándose superior a los Espíritus que, para castigar su arrogancia y soberbia, hicieron derrumbar la Torre con él dentro. A partir de ese momento ningún Duende construyó una vivienda, considerándose éstas símbolo de presunción y precursoras de catástrofes.

XVII - La Náyade: la Náyade es un espíritu nocturno cuya aparición despeja el cielo de nubes, descubriendo toda la bóveda estrellada. Quien encuentra la Náyade debe considerarlo un buen augurio y debe tener fe y esperanza en la resolución favorable de sus problemas.
XVIII - La Luna: el astro lunar tiene un extraño efecto sobre el pueblo de los Duendes que, más allá de sus típicas extravagancias, les provoca visiones, ilusiones y errores debidos a la imaginación, que varían en intensidad según las diferentes fases lunares.
XIX - El Sol: el Sol es el símbolo de la felicidad, de la armonía, de la amistad y de la sinceridad; para todos los Duendes, sus rayos vivificantes son el símbolo del amor y la gloria.
XX - El Juicio: el Espíritu de la Renovación es un Duende que se ha convertido en guardián de las almas de los difuntos; se dice que el sonido de su tromba es el signo de un gran cambio, de una renovación moral. Quien escucha
este sonido es llamado a hacer un examen de conciencia y a intentar mejorarse a sí mismo.
XXI - El Globo: en la tradición de los Duendes, el mundo es un único ser viviente; conseguir contactar con esta entidad quiere decir lograr la perfección, es la consecución total, la coronación de cualquier empresa.

Los arcanos menores

Palo de Corazones:


Este palo quiere representar todo el ámbito emotivo y sentimental de la sociedad de los Duendes. Las imágenes de estas cartas simbolizan los movimientos emotivos de este pueblo.


Rey: Esta carta representa el deseo de seguridad, de estabilidad y de madurez que incluso el más despreocupado de los Duendes siente por lo menos una vez en la vida.
Reina: La Reina de corazones simboliza la sensibilidad de ánimo, pero también puede simbolizar una amiga sincera o la mujer amada.
Caballero: El Duende a caballo de una tortuga lleva siempre buenas noticias, propuestas ventajosas o dones; puede significar también un flechazo.
Sota: El Duende armado de ballesta representa
un joven prometedor, un buen amigo con ideas geniales.
10: El pueblo de los Duendes está muy unido y es amigable; esta carta es el símbolo de la armonía y de las uniones felices.

9: Los Duendes, de vez en cuando, meditan para confirmar su vínculo con la naturaleza; esta carta simboliza el bienestar físico y la satisfacción por los logros consolidados.
8: Los Duendes permanecen siempre en estrecho contacto con la naturaleza; por su índole vagabunda y despreocupada, la naturaleza simboliza la estabilidad y lo concreto.

7: Siendo seres mágicos, los Duendes dan mucha importancia a las visiones y a los sueños premonitorios; esta carta avisa al Consultante de que esté atento a los signos que le circundan.

6: La vida de los Duendes está llena de buenos momentos cuyo recuerdo alivia los momentos más oscuros; esta carta exhorta a buscar alivio en las cosas sencillas, como los buenos recuerdos.

5: La índole de estas criaturas es muy voluble; tener que tratar con los Duendes significa tener a menudo temores justificados, acercarse a posibles pérdidas. Esta carta avisa de este riesgo.

4: A menudo el entendimiento y la iluminación llegan de improviso; en este caso, ya no hace falta titubear y hay que aprovechar esta situación.

3
: La vida de un Duende puede durar siglos; es por ello que tienen mucho tiempo para el crecimiento interior, representado por esta carta.
2: Esta carta quiere poner en guardia contra las ofertas ambiguas, las amistades interesadas y la falsa solidaridad; también entre los amables Duendes existen estos defectos.
As: El as de Corazones representa bondad, gran gozo, éxito y fertilidad; entre los Duendes, el cordero es el símbolo de esta abundancia.


Palo de Campanillas:

Estas cartas representan todo el ámbito de la obra manual, del trabajo y de la capacidad artesana del pueblo de los Duendes. Las imágenes de estas cartas se refieren por lo tanto a la capacidad en el ámbito profesional y de los negocios.
Rey: Esta carta es el símbolo de la riqueza ganada con el trabajo y con la inteligencia; son pocos los Duendes que consiguen esforzarse en una única actividad, pero cuando lo logran llegan a ser grandes propietarios.
Reina: Ni siquiera el éxito y la riqueza consiguen cambiar la naturaleza generosa de los Duendes; esta carta representa la generosidad y posibles regalos de parientes ricos.

Caballero: Los Duendes que se dedican a una actividad deben viajar mucho y acumulan gran experiencia; esta carta representa el recurso a una consulta experta.
Sota: Algunos Duendes jóvenes tienen ideas muy radicales cuando entran en el mundo de los negocios, que muchas veces van en contra de la tradición; esta carta representa un joven con ideas nuevas y brillantes.

10: Es costumbre, para los Duendes, que cuando se recibe una herencia se de una parte a los necesitados; esta carta anuncia, por lo tanto, una herencia y también recuerda la necesidad de compartirla con los demás.

9: Esta carta es el símbolo de la realización, del éxito; encontrarla en la consulta es un excelente presagio.

8: Algunos Duendes intentan desarrollar sus capacidades no sólo para hacer bromas, sino también para ayudar a las criaturas del bosque; esta carta es signo de gran actividad y representa también las capacidades profesionales.

7: El pueblo de los Duendes tiene un gran cuidado de su bosque, que a cambio da a estas criaturas todo lo que necesitan; esta carta representa los frutos del propio trabajo.

6: La solidaridad es un valor muy apreciado por los Duendes; esta carta simboliza una ayuda dada o recibida.

5: La voracidad es una de las características típicas de algunos Duendes más bala perdida; esta carta quiere poner en guardia contra las ambiciones excesivas y los deseos irrealizables.

4: La prosperidad consecuencia del éxito en el trabajo da
a los Duendes gran seguridad, estabilidad y fuerza interior.
3: Para criaturas curiosas como los Duendes cada novedad es un gran evento; esta carta anuncia encuentros con personas famosas o de alta condición.
2: A pesar del esfuerzo y el trabajo, los Duendes siguen siendo criaturas despreocupadas e inconscientes; cuando aparece esta carta hay que temer problemas inminentes.

As: El conejito con la campanilla es el símbolo de un momento favorable, de gran éxito; su aparición es símbolo de ganancia, herencia y aumento de capital.


Palo de Bellotas:

El símbolo de estas cartas es la base de la dieta de invierno de los Duendes; la elección de este símbolo se debe al hecho de que este palo trata sobre las dificultades, los momentos difíciles y los métodos para superarlos.


Rey: Éste es un personaje autoritario pero cordial; en el crudo invierno, los alegres Duendes están obligados a ser más serios y buscan relacionarse con personas maduras.
Reina: Esta carta representa una amistad intensa con una mujer madura, honrada y cordial.
Caballero: El frío invernal a menudo estropea las alas de los Duendes; esta eventualidad es considerada el signo de que es hora de partir, de emprender un viaje largo y lejano, sin miedo de dejar nada atrás.
Sota: Los primeros colores primaverale
s tienen un efecto particular sobre los jóvenes Duendes, que se vuelven de improviso más descarados y arrogantes; esta carta simboliza un rival en el amor o un mensajero inesperado.
10: Después de los rigores del invierno, la naturaleza se despierta y vuelve a nacer; esta carta anuncia los primeros éxitos después de una temporada dura.

9: Algunos Duendes, durante el invierno, son presos de una extraña melancolía que los lleva a una total inactividad y los separa del resto de la comunidad; esta carta es el símbolo del retraso y de la suspensión de cualquier acción.

8: Cuando una región del bosque se ha vuelto inhabitable es necesario trasladarse; esta carta representa la necesidad del movimiento.

7: A menudo los Duendes buscan, en sus disputas, aliados; esta carta representa un adversario en posición ventajosa.

6: Raramente las controversias entre los Duendes desembocan en verdaderas y auténticas luchas, pero cuando ésto acontece la lucha es cruel y se requiere un vencedor absoluto; esta carta anuncia una lucha victoriosa.

5: La competición más difícil para los Duendes es la amorosa; por metáfora, esta carta representa una dura competición, un duro empeño en cualquier ámbito.

4: La vida en contacto con la naturaleza es la máxima aspiración de todos los Duendes; ésta es la carta del descanso, de la fertilidad, de una buena ocasión inesperada.
3: Esta carta representa la espera que prepara el inicio de una actividad, el Espíritu de iniciativa que atiende noticias estimulantes.
2: Incluso el despreocupado pueblo de los Duendes puede tener incertidumbres y considera necesario, de vez en cuando, meditar sobre su propias capacidades, aunque ésto pueda llevar a banales contratiempos.
As: La bellota es el símbolo del Espíritu de iniciativa, de la creatividad y del inicio de la empresas.



El palo de hojas:

Para los Duendes, la hoja es el símbolo del pensamiento, de las capacidades intelectuales, pero también los problemas existentes causados por crisis interiores.

Rey: Esta carta representa una persona culta y sabia a la cual se acude para recibir un consejo; en general, es el símbolo de la inteligencia en el trabajo.

Reina: La mujer Duende que vaga por la noche es el símbolo de la melancolía; esta carta indica una mujer sola con carácter difícil.

Caballero: Hay jóvenes Duendes que deciden ofrecer a cambio de dinero su capacidad en las disputas; ésta es la carta de la energía juvenil pero también de la ayuda mercenaria.
Sota: A veces la curiosidad natural de los Duendes es exagerada y llevada al extremo; es así como surgen los espías que hacen contrabando de noticias sorprendentes y de mensajes secretos.
10: También la criaturas mágicas pueden enfermar; esta carta representa la imposibilidad de actuar, y más específicamente, la enfermedad.

9: Cuando las noches de un Duende son turbadas por pesadillas, ello está considerado un mal presagio, portador de angustias y sospechas.

8: Cuando un Duende actúa de forma más extraña que de costumbre se puede imaginar que hay en el aire malestar, una crisis interior o que su salud esté en peligro.

7: A menudo los Duendes buscan las opiniones más extrañas cuando quieren empezar una empresa; esta carta representa un proyecto que empieza a ser desarrollado o también tratos provechosos.

6: Incluso teniendo el don del vuelo, a veces los Duendes deciden desplazarse por los medios más extraños; esta carta representa una partida imprevista o extrañas expediciones.
5: Los Duendes son criaturas vagas y dispersas a quienes les sucede que a menudo olvidan sus pertenencias o pierden de vista a conocidos; esta carta representa la pérdida, la degradación, la destrucción material o espiritual, según las cartas cercanas.

4: A veces nace un Duende particularmente solitario, cuya vida transcurre en las partes más remotas del bosque; esta carta es el símbolo del retiro, de la soledad, del refugio del eremita.

3: Cuando un vínculo entre dos Duendes se rompe es un momento muy triste y sufrido; ésta es la carta de la ruptura, de la división y de la desesperación.

2: A menudo los Duendes sienten la necesidad de demostrar a sí
mismos y a los otros su valor, y se empeñan en empresas difíciles y arriesgadas; esta carta es el símbolo de coraje, de la búsqueda de un equilibrio y de la capacidad de adecuación. Dado que los Duendes son muy solidarios, puede representar también una ayuda que llega de amigos.
As: Entre los Duendes, el puerco espín representa el triunfo obtenido a través del crecimiento; esta carta representa el grado máximo alcanzable en cualquier campo, la conquista y la victoria, recordando siempre la tribulaciones que han sido necesarias para obtenerlas.


DESCARGAR AQUÍ (Actualizado Agosto 2012)
 LAS CARTAS "FAIRY TAROT"
(versión tradicional y Rusas)
más folleto instructivo (varios idiomas)

5 ► COMENTARIOS ♠:

Hola Alchemy!!!


Son una ternura estas cartas, me gustaron mucho….

Saluditos.

Bernardo.

28 de julio de 2008, 9:19  

Bernardo, me alegro que te hayan gustado...jejeje!!
Los duendes tienen la capacidad de lograr, a través de lo lúdico, llevarnos a territorios interiores insospechados a simple vista.
Encontrando al "duende" que habita en nosotros, esa mezcla de niño y ser natural (en contacto con el espíritu del bosque y la naturaleza), podemos llegar a descubrir y desentrañar aspectos de nosotros mismos que, muchas veces, olvidamos.
Saluditos también para vos:
BeT

PD: Me gustó la forma en que se plantean las Cartas, a través de la historia mágica de estos seres que habitan en la naturaleza. Otra forma de ver lo que nos rodea ;-)

28 de julio de 2008, 10:39  

Hola Alchemy!!!

En mi entrada anterior solo mire por encima este post, como dije, me causo ternura, en mi segunda entrada lo leí, tengo q contarte q eso q dice de los duendes es como me siento en mi interior, me vi reflejado en cada una de las descripciones, fue como volver a vivir, como si hubieran recordado una parte de mi vida, me hizo sentir pleno, las cosas de la vida y la educación me fueron llevando a q dejara un poco encerrado a ese ser q esta dentro mío y quiere salir, así q si un día de estos vez un loco vestido de duende por la calle no llames al neuropsiquiatrico, invítame a tomar unos mates … ja ja ja, la barba ya la tengo, se esta poniendo blanca, vivo cerca del bosque, solo me falta cambiar mi indumentaria.

Gracias por hacerme revivir esto.

Saludos.

Bernardo.

29 de julio de 2008, 9:16  

Hola Alchemy,

Como siempre, una grata sorpresa vistiar tu bitácora. Tengo una duda que no sé si tendrá respuesta, y que me permito compartir contigo por si puedes tú, o alguno de tus visitantes , la respuesta.

¿Cuántas tarots existen?

Gracias a ti por darnos ejemplos tan hermosos, originales y variados como estos.

Saludos,

juan

1 de agosto de 2008, 9:17  

Juan... jejeje!! buena pregunta la tuya, hay contabilizadas alrededor de 2000 mazos diferentes de Tarot, inspirados en las más insospechadas temáticas. Muchos de ellos trabajos extraordinarios de verdadera expresión y artísticamente valiosos. Otros bastante extraños o disparatados. En fin, el Tarot es una vía de expresión en la cual el hombre transmite lo que comprende.
Seguramente mientras te respondo este mail, estarán saliendo al mercado nuevos mazos, por lo cual es difícil precisar un número exacto.
Hacer una baraja de Tarot, para muchos es un verdadero camino de auto-descubrimiento. Hay quienes pasaron años diseñando un mazo, así como otros son netamente comercial. Hay de todo como vez.
Saludos y gracias por tu visita.
BeT (Alchemy)

1 de agosto de 2008, 15:00  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal